ALBAÑIL PIDE LECHE Y REMEDIOS A CAMBIO DE SU TRABAJO

Nacionales 31 de mayo de 2021 Por + ENCARNACIÓN
Tiene dos bebés, su esposa está enferma y él desesperado. "Me pueden pagar con medicamentos para mi señora", dijo el obrero.
1435761581_311007_1435761665_noticia_normal

La crisis y la falta de trabajo obligaron a Ariel Fleitas a mudarse con su familia de Caacupé a Pirayú (Paraguarí). El joven de 26 años es padre de dos niños, uno de 2 añitos y otro de tan solo 1 mes. Su esposa está enferma y, como no tienen dinero, tampoco pueden costear los medicamentos que el doctor les recetó.

“Con que me den alimentos para mis bebés y remedio para mi esposa, yo puedo hacer de todo”, dijo el hombre que ofrece su servicio a cambio de víveres.

Ariel es albañil y solo pide una oportunidad para poder llevar el pan a la mesa y que sus hijos no pasen hambre. “Hace más de un mes que estoy sin trabajo, tengo dos criaturas y mi señora se enfermó hace 15 días; me cuesta demasiado dejarle sola con los niños, pero a veces viene mi suegra y les cuida”, contó.

La doña incluso tiene que dejar su trabajo para ayudarlos y eso también le perjudica económicamente.

Se mudaron
Ariel mencionó también que hace unos días consiguió algo de remedio, pero no es suficiente. “Tiene fiebre, no creo que sea COVID”, dijo. Para colmo le asaltaron y se llevaron su celular y la poca platita que tenía.

“Yo vivía en Caacupé, pero me tuve que mudar a Pirayú, en casa de mi mamá que ya falleció, pero estamos pasando muy mal porque a veces no tenemos ni para comer”, manifestó.

La pandemia golpeó fuerte a los albañiles.

De todo un poco
“Estuve trabajando en Caacupé, a tres cuadras de la Basílica, pero ahora no hay nada, por eso nos mudamos, tengo la esperanza de conseguir algo por lo menos”, dijo muy convencido.

Ariel contó que el lugar donde trabajaba se fue a la quiebra y cerró, pero está confiado que en Pirayú podría tener más oportunidades.

“A veces trabajo uno o dos días a la semana, hago limpieza de canaletas y esas cosas, gracias a eso sobrevivimos, pero lo que más me preocupa es mi señora que está enferma”, lamentó el padre de familia.

El muchacho dijo que le apasiona la albañilería pero su especialidad es el revestimiento de pared, pero tampoco tiene problemas en limpiar patios o hacer las compras del súper, con tal de comprar a sus hijos leche y pañal y asistir a su esposa.

Si querés ayudar a la familia de Ariel, podés llamar al (0986) 756 227.

Te puede interesar